Si tiene una baja tasa de reclamo… ¡Preocúpese!

A pesar de que muchas empresas realizan diversos esfuerzos por mejorar la calidad de productos y/o servicios, con el objetivo de satisfacer a sus clientes y en algunos casos deslumbrarlos, no están exentos de equivocarse