¡Qué no muera la innovación!

En la cultura de una empresa innovadora la innovación no nace con iniciativas aisladas, ni acaba porque ya no está el ejecutivo “intraemprendedor”, sino que está inserta en el quehacer cotidiano como una actitud que