Aurys Consulting identificó una serie de tendencias que ejercen presión sobre las empresas para que éstas sean más sostenibles:

  • Escasez de recursos naturales
  • Sensibilización social y ambiental
  • Empoderamiento de Grupos de Interés
  • Regulación con foco social/ambiental
  • Inversionistas orientados hacia negocios sostenibles

A continuación, les mostramos nuestras claves para la gestión sostenible de los negocios

1.- Las empresas deben modificar sus conductas para alcanzar un desempeño sostenible

  • Las empresas no pueden ignorar las presiones de su entorno. Se desarrollan en un sistema de grupos de interés altamente dinámico, que les exige cada vez más preocupación por sus necesidades.
  • Los ciudadanos hoy en día están más informados y empoderados y están más atentos y mejor predispuestos hacia empresas que crezcan sosteniblemente.
  • Los empleados de las empresas exigen trabajos con sentido, mejores condiciones y relaciones laborales justas y transparentes.
  • Para hacer frente a estas presiones las empresas deben adoptar nuevas conductas: revisión de su propósito, foco en las personas, nuevos liderazgos y relaciones de confianza, etc.

2.- La condición base es una orientación hacia  el largo plazo y una visión integral

Los negocios sostenibles se planifican, gestionan y miden su desempeño de manera integral y con un enfoque de largo plazo.

Esta mirada integral implica la búsqueda constante de un equilibrio entre variables sociales y ambientales, más allá de la generación de utilidades de corto plazo.

¿Cómo asegurar esta visión de largo plazo?

  • Escuchando proactivamente a las necesidades de los grupos de interés y trabajando en conjunto
  • Anticipando y mitigando impactos negativos al entorno de la empresa
  • Buscando el alineamiento de los valores de la empresa con las conductas de sus empleados
  • Asegurando la coherencia entre las declaraciones y las acciones sistemáticas de las empresas

3.- La Estrategia Sostenible y la Estrategia de Sostenibilidad

Las empresas hoy en día reconocen la creciente relevancia de incorporar a la sostenibilidad en sus estrategias. Pero, ¿qué significa tener una Estrategia Sostenible o una Estrategia de Sostenibilidad”?

Una Estrategia Sostenible coloca a la sostenibilidad como un pilar central y básico para el éxito de la empresa. Identifica a la sostenibilidad como un aspecto “core” del negocio y no como un elemento utilitario y externo.

Una Estrategia de Sostenibilidad es la manera en que la empresa ejecuta sus objetivos sostenibles por medio de programas e iniciativas estructuradas.

Las empresas deben necesariamente definir tanto una Estrategia Sostenible como una Estrategia de Sostenibilidad para hacer frente a sus desafíos de largo plazo.

4.- Evolución de la Cadena de Valor hacia una Red de Valor

El entorno en el que las empresas actúan hoy en día es un complejo sistema de  interacciones, el cual puede determinar el éxito o fracaso de una empresa.

Para sobrevivir en este entorno, las empresas deben pensar de manera sistémica: Su cadena de valor debe evolucionar hacia una Red de Valor que capitalice las oportunidades que ofrecen las interconexiones con sus grupos de interés y que genere valor sostenible para el sistema.

Las empresas operan en una red de valor en la medida que:

  • Aseguran la operación sostenible de su cadena de valor
  • Buscan una mayor armonía entre los intereses y expectativas de sus grupos de interés
  • Integran el negocio a la sociedad

5.- Desarrollo de  relaciones de confianza y beneficio mutuo

La construcción de confianza y el desarrollo de vínculos y relaciones transparentes, respetuosas y con foco en el trabajo en conjunto y la generación de valor para todo el sistema, son elementos clave para la operación en una red de valor.

Para fortalecer la relación entre la empresa y sus grupos de interés la empresa debe mostrar en todo momento coherencia entre sus declaraciones y acciones.

Debe también gestionar de manera sistemática el vínculo con ellos por medio de la preocupación por las expectativas del entorno, la búsqueda de un balance entre sus valores y los de sus colaboradores internos y una escucha constante y proactiva, entre otros.

6.-  Redefinición de la función objetivo: Más allá del retorno financiero

El éxito de las empresas ya no se acota solamente al desempeño financiero. Existe una nueva y más amplia perspectiva del desempeño (no sólo económico, sino integrado con lo social y ambiental) y del éxito (no sólo propio, sino para todo el sistema de grupos de interés) enmarcado en una visión de largo plazo.

La “nueva” función objetivo integra las tres dimensiones, exigiendo a las empresas alcanzar un equilibrio sostenible. Esto implica de igual manera la medición sistemática e integral de sus resultados e impactos por medio de:

  • Sistema de gestión integral del desempeño económico, social y ambiental
  • Sistemas de evaluación de desempeño individual con metas de sostenibilidad
  • Monitoreo sistemático de las relaciones con los grupos de interés

 

 

Si requieres mayor información acerca de este tema y/o nuestro enfoque de Gestión de Valor Sustentable, contáctanos a nuestro correo: contacto@aurys.cl